Pie Plano Infantil

Ratio:  / 1
MaloBueno 

El pie plano infantil  es la deformación en la cual el arco interno del pie ha disminuido su altura o ha desaparecido.

La mayoría de los  casos son asintomáticos pero hay un pequeño porcentaje que puede presentar la  siguiente sintomatología :

  • Dolor, sensibilidad o calambres en el pie, la pierna y la rodilla.
  • Inclinación del talón hacia afuera.
  • Torpeza o cambios en la forma de caminar.
  • Dificultades con los zapatos.
  • Retiro voluntario de actividades física.

En la adolescencia, las molestias se mantienen, pero en la generalidad de los casos, cuando hay buen desarrollo muscular, llegan a hacerse asintomáticos.

Para el diagnóstico del pie plan es necesario una revisión con su traumatólogo que  examina el pie y observa su forma  tanto en decúbito como a la marcha, donde se puede apreciar trastorno biomecánica  de la marcha, perdida de arco plantar por su propio peso.  Debido a que el pie plano en ocasiones está relacionado con problemas de cadera y rodilla se puede valorar en conjunto otras patologías de cadera y rodilla.

Los pies planos asintomáticos no precisan tratamiento especifico, únicamente una revisión periódica para valorar el grado de evolución. Aunque en los primeros 7 años  de vida hay una mejoría progresiva relacionada con la maduración de estructuras musculo ligamentoso.

  • Fisioterapia. Los ejercicios de estiramiento, supervisados por un cirujano de pie y de tobillo o un fisioterapeuta, alivian algunos casos de pie plano.
  • Medicamentos. Los fármacos anti-inflamatorios puede aliviar la sintomatología en momento puntuales sin necesidad de ser un tratamiento prolongado.
  • Modificación de los zapatos. el paciente no precisa un zapato ortopédico especial ,únicamente calzar un zapato ancho y cómodo.
  • Plantillas  hechas a medida tras la valoración por el especialista del pie que trata de corregir la pisada  del niño y mejorar la biomecánica e la marcha

En casos severo con afectación  de la actividad diaria y deportiva esta indicada  la intervención quirúrgica  que se realiza de forma ambulatoria bajo anestesia  general donde se trata de corregir la causa mediante unos dispositivos temporales que permite recuperar la altura del arco  plantar  hacia los 10-11 años  y que se pueden retirar a los 2 años.

 

Especialistas en Traumatología y Cirugía Ortopédica | Traumalevante | Información al Paciente