Fractura de Clavícula

Ratio:  / 0
MaloBueno 

La  fractura de la clavícula supone  aproximadamente el 5% de todas las fracturas diagnosticadas  en urgencias  hospitalarias.
Por lo general, la fractura ocurre en  el 1/3 medio de la diáfisis (80%) y menos frecuente en el  tercio distal (alejado de la línea media del cuerpo) (15%) y  solo 5% en la extremidad  proximal.

Las fracturas de la clavícula son muy  frecuentes en el mundo del deporte. Las caídas sobre el hombro son la causa principal, siendo muy habituales sobre todo en ciclismo, motociclismo, esquí y deportes de contacto.

El diagnóstico de la fractura de la clavícula es fundamentalmente  clínico inspeccionando puntos óseos en la cintura escapular se puede apreciar hematoma, deformidad  dificultad  para movilización extremidad superior por el dolor,  pero se completa  con  radiografías simples para conocer bien qué tipo de fractura es y decidir  el tratamiento definitivo.

El tratamiento se debe de individualizar a cada paciente  según edad, el tipo de fractura, la localización, compromiso de estructura vecinas adyacentes.

El  tratamiento de la fractura de la clavícula puede  ser conservador y consiste en  inmovilización de la clavícula con vendaje en ocho y se consigue buenos resultados en la mayoría de los casos. Tiene el inconveniente de no reducir anatómicamente la fractura y ser incómodo de llevar3-4 semanas. Se debe de retensar varias veces al día para mantener alineados los fragmentos óseos.

En los casos de los paciente que se tiene que incorporarse pronto a la actividad  deportiva o en aquellos que el tratamiento ortopédico no ha dado buenos resultados nosotros recomendamos la intervención quirúrgica .Las fractura  de  tercio distal son quirúrgicas en su gran mayoría dado alto riesgos de  desplazamiento secundario  y pseudoartrosis.

La técnica quirúrgica más utilizada es la reducción abierta y la fijación interna de la fractura de la clavícula con una placa atornillada especialmente diseñadas para cada localización. La  cirugía  se realiza con anestesia general habitualmente y puede tener como complicación infección o dehiscencia de la herida (poco frecuente) y la pérdida de sensibilidad en el territorio superior del torso por lesión de ramas cutáneas en la incisión (común). Otras complicaciones más graves como la lesión de la arteria o vena subclavia son excepcionales y el cirujano debe poner todo su interés en evitarlas.

Después de  la cirugía se le coloca al  paciente un cabestrillo 15 días hasta la retirada de puntos cutáneos y a partir empieza el proceso de rehabilitación 2-4 semanas.

En ocasiones al año de la intervención de la fractura de la clavícula se puede  retirar  en caso de molestias el material de osteosíntesis.